¿Te cuesta mucho conciliar el sueño por las noches? Realiza estos movimiento todas las noches antes de quedarte dormido

0
1550

Si sueles tener dificultades o  problemas para lograr dormir, no está solo: mucha gente se revuelca en la cama durante horas hasta que finalmente logra calmarse.

Las personas que con frecuencia tienen problemas para conciliar el sueño no solo corren el riesgo de sufrir cansancio permanente durante el día, sino también problemas de salud como depresión y obesidad.

Con las siguientes posturas de yoga antes de acostarse, quedarse dormido se convertirá en un juego de niños. Te sentirás cansado enseguida. ¿No lo crees? Entonces pruébalas; después de todo, no tienes nada que perder.

1. Balasana: La postura del niño

Te sentirás más relajado después de este ejercicio, ya que tus ojos, cerebro, nervios, espalda, hombros y mente experimentarán un gran alivio. Inhala y exhala profundamente durante este ejercicio. Permanece en esta postura de yoga hasta que te sientas relajado y con ganas de dormir.

2. Supta Baddha Konasana: Postura del zapatero acostado

Seguramente, este ejercicio de yoga te resultará muy fácil. Acuéstate boca arriba y dobla las rodillas. Presiona las plantas de los pies una contra otra para que los dedos se toquen. Ahora puedes dejar que tus piernas cuelguen relajadas hacia los lados.

No tienes que hacer nada con tus brazos. Estos reposarán en los costados de tu cuerpo.

3. Espalda curvada

Acuéstate boca arriba y flexiona las piernas. Luego pon los brazos alrededor de las piernas. En cuanto las caderas se relajen, empezarás a entrenar automáticamente la parte baja de la espalda.

4. Supta Matsyendrasana: Torsión de espalda sencilla

Primero acuéstate boca arriba y dobla las rodillas. Coloca las piernas en el lado izquierdo y gira la cabeza a la derecha. Luego repite el procedimiento, pero esta vez con las piernas a la derecha y la cabeza a la izquierda.

5. Matsyasana: Postura del pez

Para hacer este ejercicio tienes que colocarte boca arriba y poner las manos debajo de ti. Después levanta el pecho y estira la cabeza hacia atrás. Tú eliges cuándo abandonar la postura. Al terminar, puedes acostarte normalmente.

6. Kapotasana: La paloma

Incluso si esta pose de yoga requiere un poco de esfuerzo, vale la pena intentarlo. Empieza colocándote en cuatro patas, después mueve lentamente la rodilla izquierda hacia adelante para que quede entre tus manos. Mientras tanto, extiende la pierna derecha hacia atrás.

7. Meditación

Muchas personas meditan para relajarse y escapar del estrés de la vida diaria. Cruza las piernas y trata de concentrarte solo en tu interior y en tu respiración. Disfruta del aquí y ahora, así como de la paz que surge en tu cuerpo.

8. Paschimottanasana: La flexión hacia adelante

Este ejercicio te ayudará a estirar el cuerpo. Siéntate y mueve la parte superior del cuerpo hacia adelante hasta que puedas tocar los pies con los dedos y luego con las manos. Mantente concentrado en tu respiración.

9. Parivrtta Sukhasana: Postura de meditación con giro

Cruza las piernas hacia adelante y coloca la mano derecha sobre la rodilla izquierda. Pon la mano izquierda sobre el colchón y gira el cuerpo ligeramente en la misma dirección.

Debes inspirar y espirar profundamente. Repite la postura con el lado opuesto. Con este ejercicio, estirarás la parte superior del cuerpo y la columna vertebral.

10. Piernas sobre la pared.

Esta postura es ideal para aquellos que son bastante escépticos acerca de la meditación. Te permitirá relajar tu mente y concentrarte en ti mismo. Además, esta postura reduce la presión en las piernas.

Si hasta ahora has dudado de los efectos de la meditación y/o el yoga, estos ejercicios podrían convencerte de lo contrario. Después de todo, no solo pueden ayudarte con problemas para conciliar el sueño, sino también a alcanzar una relajación general y reducir el estrés.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here