¡SANTO DIOS! SI HUBIERA SABIDO ANTES. CONGELAR LIMONES PUEDE CURAR TODO ESTO

0
2015

El limón es un cítrico muy conocido y útil en la actualidad, recomendado para un sinfín de recetas saludables, e incluso otras no tan saludables. El limón tiene una forma bastante característica e imposible de confundir, es fuente rica en vitamina C y sirve para darle gusto a comidas, bebidas e incluso para elaborar ciertos postres.

Lo sorprendente es que su cáscara tiene una mayor cantidad de nutrientes y propiedades que la pulpa misma de la fruta. Sin embargo no todos saben sacarle  el debido provecho y terminan por desecharla a la basura.

Esta fruta es utilizada en múltiples recetas para bajar peso debido a sus potentes flavonoides, los cuales son antioxidantes que ayudan a depurar el organismo de toxinas. De esta manera alivia muchos dolores y malestares, mejora el trabajo metabólico, permite bajar de peso, y previene diversas enfermedades.

Sin dudas el jugo de limón es potente, pero puedes sacarle todo su provecho al congelarlos, te queremos motivar a realizarlo debido a las inmensas propiedades que posee la cáscara de esta fruta. Entérate parte de los beneficios que trae un limón congelado para tu salud.

Congela limones y úsalos de una manera mucho más efectiva que el jugo en sí.

Los limones congelados son ampliamente recomendados para mejorar el sistema inmunológico, regula el nivel de colesterol en la sangre, previene la formación de células cancerígenas, fortalece la salud cardiovascular, alivia la inflamación, trata la depresión y el estrés, limpia los riñones y el hígado, fortaleciendo su salud.

Básicamente, este truco ayuda a mejorar las propiedades ya conocidas del limón, repotenciando sus efectos en la salud. Los investigadores han demostrado desde hace décadas que los limones pueden ayudar a reducir la formación de células cancerígenas, siendo la cáscara su mejor elemento.

La razón por la que generalmente esta parte del limón es simplemente desechada, se debe al sabor amargo que tiene y al poco conocimiento que tenemos sobre el uso que le puedes dar. Por ese motivo, puedes hacer lo siguiente.

Coloca los limones en vinagre de manzana y bicarbonato de sodio para enjuagarlos, luego lava y congélalos durante una noche entera. A la mañana, procedes a rallarlos bien, con la pulpa, semillas, cáscaras y todo. Cuando los tengas listo, agrégalos en bandejas de cubos de hielo y congela o conserva.

Puedes añadirlos a tus bebidas, sopa, comer con frutas, yogurt, pan y mucho más.

Comparte en tus redes sociales esta técnica para sacarle mayor provecho al limón.

Vídeo: si buscas desinflamar tu vientre sigue esta receta de infusión de piña y canela

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here