RAZONES POR LA CUAL TE AGARRAN CALAMBRES EN LAS PIERNAS POR LA NOCHE Y CÓMO SOLUCIONARLO.

0
6683

Es muy común presentar contracciones musculares, algunas de ellas pueden resultar dolorosas, pero en su mayoría son benignas. A estas molestias les llamamos calambres y pueden afectar a cualquiera de nosotros, más frecuentemente en las horas de la noche.

La duración de un calambre puede variar, pueden durar desde 30 segundos hasta incluso hay algunas que han durado hasta los diez minutos o más, provocando una sensación de incomodidad en el músculo donde se desarrolla hasta por una hora, según el esfuerzo realizado.

Estos calambre pueden aparecer cada cierto tiempo, sin embargo, no hay de que alarmarse, aunque si  usted siente más dolor, puede que esto sea perjudicial. Si usted sospecha que algo anda mal, no dude en consultar a su doctor.

Pero ¿sabe usted cuales con las causas de los calambres? Probablemente haya escuchado algunas de ellas pero no todas, talvez las más importantes, es por eso que hoy te traemos este post lleno de información. Esperamos que sea de tu ayuda.

El porqué de los calambres y como tratarlos

Debes saber que los calambres no se deben a una causa en específica, sino más bien a muchas más, entre ellas tenemos que los calambres pueden ser causados por:

  • El desgaste provocado por el envejecimiento
  • Si usted esta en estado de gestación
  • Actividad física muy fuerte
  • Desequilibrio en la alimentación
  • Deshidratación
  • Sedentarismo
  • Esfuerzo de más en los músculos

Entre las formas o trucos para aliviar los calambres tenemos dos tipos, uno a través de los ejercicios y otro a través de los tratamientos.

Entre los ejercicios tenemos los siguientes:

  • Si tiene calambres en las pantorrillas, siéntese y estire hasta arriba la pierna afectada, tome un extremo del pie y estírelo con su mano
  • Si el calambre es en el pie, siéntese y estire bien los dedos
  • Si es otro tipo de calambre, acuéstese boca arriba y estire la pierna hacia el cuerpo, mantenga la posición por 20 segundos y relaje.
  • Masajear la zona afectada para mejorar la circulación

Entre los tratamientos tenemos algunos caseros que consisten en baños tibios, uso de almohadillas y tener una alimentación más adecuada y balanceada.

En cuanto a la actividad física, realiza a diario al menos 10 minutos y utiliza calzados ergonómicos para mantenerte más cómodo si vas a estar de pie durante mucho tiempo.

Si te ha gustado este post, no olvides compartirlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here