Nosotros mismos estamos matando nuestros Riñones. Estos son los 10 Hábitos que debes cambiar!

0
2628

Todos los seres humanos tenemos ciertos hábitos, el problema radica cuando alguno de ellos se convierte en uno malo y a la larga termina por perjudicar gravemente nuestra salud. Nuestro organismo puede llegar a ser muy frágil si no le tomamos el cuidado que merece y los órganos se deterioran con facilidad, por ejemplo, los riñones. Es necesario conocer al menos 10 de los malos hábitos que debemos cambiar.

No beber suficiente agua durante el día

Esto es algo que la mayoría de las personas pasan por alto. Beber agua es fundamental no sólo para mantener nuestro organismo hidratado, sino para que los órganos del cuerpo se mantenga en constante funcionamiento.

Consumir proteínas en exceso

A diferencia de las grasas, las proteínas no se almacenan en el cuerpo, estas luego de beneficiar al organismo son depuradas y al tener demasiadas, aumenta el trabajo de los riñones y originan los cálculos o las llamadas “piedras”.

Dietas rápidas y sin nutrientes

A veces cuando las personas intentan perder peso de una manera rápida, le niegan al cuerpo una serie de nutrientes indispensables para mantenernos sanos.

Exceso de sodio

La sal en consumos excesivos no sólo daña a los riñones, sino también al torrente sanguíneo. En caso de que uses este ingrediente para tus comidas diarias, es mucho más recomendable ingerirla en cantidades pequeñas y no abusar de ella, sino las consecuencias pueden ser severas.

Retrasar la micción

Existen personas que aguantan las ganas de orinar durante el día, ignorando lo peligroso que esto puede llegar a ser, primeramente porque causa insuficiencia renal e incluso dolores en los riñones. El malestar puede llegar a ser demasiado agudo y se presentan inflamaciones preocupantes.

Déficit de vitamina B6

Los médicos recomiendan el consumo de al menos 1,3 mg de vitamina B6diariamente para que los riñones funcionen correctamente y evitar enfermedades futuras. Cuando no se cumple ese parámetro de ingesta diaria, estos órganos empiezan a fallar y pueden perjudicar a todo el organismo.

El sedentarismo

Lo ideal es que todas las personas nos ejercitemos debido a la cantidad de beneficios que cada rutina le proporciona al cuerpo, tanto en tiempo presente como a futuro. Cuando se vive en un estado de sedentarismo, los riñones, el corazón y el hígado se ven realmente afectados.

Consumir demasiada cafeína al día

Puede que por un lado la cafeína sea muy buena para el organismo, eso sí, en cantidades proporcionales, pero cuando se ingiere demasiada de esta sustancia, el organismo se enferma.

Fumar y beber diariamente

En este caso, no solo hablamos del riesgo que corren los riñones, también el hígado y los pulmones se ven verdaderamente afectados. El consumo de tabaco y de bebidas alcohólicas incluso puede deteriorar el sistema nervioso a corto plazo. 

No dormir lo suficiente

Cuando no se duerme por lo menos 8 horas diarias, el cuerpo se cansa y se nota demasiado, tanto físicamente como en el estado de salud a nivel general.

Comparte este contenido en tus redes sociales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here