Aprende a eliminar todas las flemas de tu garganta y pulmones con estos remedios caseros.

0
5050

Es muy común tener flemas en una época esporádica de nuestra vida, usualmente sucede cuando tenemos gripe o alguna alergia, es una sensación bastante incómoda pues no podemos respirar con normalidad. Nuestro cuerpo produce flema diariamente, pero cuando presentamos malestares gripales la producción de mucosa y flema aumenta en demasía causando que se acumulen en la garganta y nariz, escurriéndose en algunas ocasiones. Lo más recomendable cuando se tiene gripe es descansar y tomar un prolongado reposo hasta que se pase el malestar completo, puedes ir al médico o simplemente emplear remedios caseros.

Los fármacos ayudan a aliviar el malestar y a curar la gripe, sin embargo, en ocasiones las medicinas pueden ser muy costosas o tardan demasiado en surtir efecto. entonces recurrimos a la medicina natural.

5 remedios caseros para combatir la flema

Cebolla:

Es un antiinflamatorio y expectorante natural muy efectiva cuando de flema se habla. Hierve un litro de agua y agrega una cebolla rebanada al agua hirviendo, toma este té al menos 3 veces al día y notarás una mejoría considerable al respirar. También puede solo picar una cebolla a la mitad e inhalar, el olor despejará las vías respiratorias.

Vapor:

Hierve un poco de agua, agrega unas hojitas de menta o eucalipto, colocate frente a la olla y respira el vapor. Es un remedio muy utilizado antiguamente y muy efectivo, el vapor limpia la mucosidad de tu nariz y garganta en poco tiempo.

Jarabes con jengibre:

Son un expectorante muy bueno y bastante utilizado en casos de alergia y gripes. Compra varios jengibres y rayalos, también puede comprarlo molido de una vez. Puedes ligar el jengibre en polvo con una cucharada de miel y tomarlo 3 veces al día, o simplemente mezclar 25 g de jengibre con 100 g de miel. de igual manera lo tomas 3 veces al día. Otra opción igual de viable es preparar agua de jengibre y agregar un poco de miel y dos rebanadas de limón.

Gárgaras con sal:

Prepara un vaso con agua, media cucharada de sal y has gárgaras en varias oportunidades durante el día. La sal diluye la flema y permite que tu respiración se vuelva adecuada debido a que libera las vías respiratorias.

Ajo:

Toma un diente de ajo y consúmelo crudo o con diferentes platos de comida, el ajo posee propiedades antibióticas, así que curara tu malestar en poco tiempo.

Aparte de estos remedios, también puedes agregar a tus recetas antigripales el jarabe de pimienta negra y miel. Una cucharada de miel con una pizca de pimienta negra aliviará tu malestar. La sábila con cebolla morada y miel también es una buenísima receta. Licua una penca de sábila (lava los cristales primero), agrega 3 vasos de agua, una cebolla picada en trozos pequeños y 5 cucharadas de miel. Ingiere 3 veces al día.

Si te ha servido de ayuda este contenido compártelo en tus redes sociales. No olvides comentarnos tus resultados con cada remedio en la sección de comentarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here